"Más energía. Ahora no necesito esforzarme para oír lo que dice la gente."

"El ritmo de trabajo es alto, con mucha gente alrededor. Antes, el ambiente animado me resultaba muy exigente, ya que tenía que hacer un gran esfuerzo constantemente para poder oír. Pero con mis nuevos dispositivos de ayuda auditiva, las cosas son totalmente diferentes. Filtran el bullicio y aclaran la conversación.”

Menos esfuerzo, mucha más seguridad

"Significa que me siento mucho más segura al tratar con clientes y colegas. No tengo que esforzarme por oír y no estoy tan cansada después de trabajar como solía estarlo antes."